viernes, 26 de octubre de 2018

Teoría de cuerdas


Se expande
en la vereda el olor de una Kentucky.
El entramado nervioso activa
la respuesta en otro sentido y guía mis ojos
hasta el cartel que anuncia la promo
más clásica: dos de muzza,
una de fainá, un vaso de Coca.
La teoría de cuerdas que trata de explicar
no sé qué enigma del espacio tiempo
podría representarse en el filamento de muzzarella que
brilla, oscila y es capaz
de estirarse­ más que el largo de mi brazo, tanto
como para llevarme a otra sucursal,
a aquella noche en que
Palo tardaba en empezar
y ese menú sirvió para que intentaras calmar con él
mi interminable malestar hipoglucémico
y para que me dijeras
"te invito".

El hilo se corta por lo más delgado
de lo que admitimos como realidad. 
El banco, la transacción y sus participantes
están a media cuadra;
miradas despectivas o burocráticas
me esculpen hace dos horas
y todavía falta que las encienda
el olor de la tinta.
La expansión de las cadenas
gastronómicas presenta un beneficio inesperado
y les permite a quienes fuimos esa noche estar conmigo.
Cambia el semáforo, el olor se pierde
paso a paso, nadie ve
que se me hacen agua los ojos.

3 comentarios:

  1. Pasó Maldacena y dijo que no, que nada que ver. También dijo un par de pelotudeces sobre la despenalización del aborto, como para demostrar que podés ser un genio en un área y un idiota en otras.
    Y se fue, escoltado por los periodistas que lo acompañan en su camino al Nobel para escribir un libro sobre él cuando se lo den, o para ser sus voceros cuasioficiales, como Rubin con el Potato, y, en ambos casos, para chorrear orgullo nacionalista a cada letra.

    ResponderEliminar
  2. Los vi pasar también a Zucker, Abrahams y Zucker, comentando que ya estaba todo planteado en una escena con Val Kilmer, antes de creerse Jim Morrison.

    ResponderEliminar
  3. ANTES de creerse Morrison... Eso fue hace mucho. Igual, hace aún más que no voy al cine.
    Tuve que googlear, pero no encontré.
    (Ah, ahora sí encontré: hasta dar con la respuesta del buscador pensé que se trataba de un trío de colegas de Maldacena, jajaja).

    ResponderEliminar