viernes, 6 de julio de 2018

Otra vez más


En el ring que demarcan
las sendas peatonales, las vanguardias
de dos grupos se encuentran y hacen la pantomima
de un combate a facazos, que les sirve
como saludo y forma de establecer jerarquías.
El aire
cargado de noviembre
traslada sus gritos, el perfume
de los jazmines que pusieron en la plaza y las escalas
que tira el que toca la trompeta con la ventana abierta,
que me hace acordar que mañana
toca Dancing y otra vez no tengo con quién ir.

3 comentarios:

  1. Qué bueno saber de Vd.

    Aunque noviembre quedó lejos o está a unos meses por venir. ¿es eso una invitación?

    Dancing pasó por acá
    https://frodorock.blogspot.com/2016/05/plagio-di-plagio-v-la-bestia-softly.html

    Pero nunca los vi en vivo
    Ahí te ves!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bueno encontrar signos vitales aquí.

      No. No es una invitación.
      Es una elegía por la ilusión perdida, por una expresión de deseo nunca cumplido ("me gustaría ir un jueves a ver a Dancing con vos"), porque no fueron más que palabras que se fosilizaron en un mail. Y en mi memoria.
      (¿Cuántos años pasaron, cuántos jueves de Dancing pasaron?) (¿Ocho, setenta?).

      Y por el tiempo perdido, por todas las últimas veces que pensé en ir, aun sin compañía, y pasó algo (trámites póstumos, cirugía dental, lluvia cuando ya estaba en la calle, mal descanso, etc., etc.).

      (Si algún día vas a verlos, recomiendo el Konex al aire libre. De lo contrario, podés morir ahumado por humos varios).

      Saludos!

      Eliminar
  2. Reapareció mi anónimo/a y silente lector/a que lee desde Irlanda.
    Saludos, aun si fueras un robot (?).

    ResponderEliminar