viernes, 2 de junio de 2017

¿Las ambulancias terminan devorándose todo?


La morguera se traga el cuerpo
antes que la tierra
o el horno.
Todo lo demás queda.
Todo.


Una presencia gaseosa,
a veces tan imprecisa
como la que hubo antes
de que cerraran

la puerta de la Trafic.

Un torbellino disuelto
cuyas partículas quedan

adheridas a los días.

Hasta cuándo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario